Emblema Rx.

Emblema Rx.
Contraseña Sumamente Poderosa

Translate

Exorcistas son un Completo Fracaso

P. Gabriele Amorth
P. Francesco Bamonte
P. José A. Fortea

Lucas 11,
1  Señor, enséñanos a orar...
2  Y Jesús les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro...

Mateo 12,
30 El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.
* * *

Es así como los exorcistas rechazan la Enseñanza de Cristo, particularmente la oración Padre Nuestro. Además ellos difunden sus grandes errores; por lo que claramente son anticristianos.

Y respecto a sus desastrosos "tratamientos" para repeler demonios, afirman que son necesarias muchas sesiones; o muchos años; o toda la vida. Es decir, que todos ellos son un completo fracaso.

-- Exorcistas Persisten en su Gran Extravío --

Grande es el extravío de  los sacerdotes exorcistas que persisten en rechazar la enseñanza de Cristo; incluida la oración Padre Nuestro. 

También promueven grandes errores; a continuación mencionamos 2 de éstos:

1.- La ceremonia "Exorcismo Magno" del padre José Antonio Fortea dice que contiene oraciones, ritos, conjuras e invocaciones "anti-demonios". Pero en realidad es superficial, teatral, y nada cristiana.
Esta ceremonia debe producir hilaridad a los demonios.


2.- El patriarca de ellos, el padre Gabriele Amorth; durante las "consultas exorcistas" les pregunta a los demonios, su nombre, el motivo y fecha de la posesión, ¿quién los envió?, etc.
En vez de (si es que puede) repelerlos sin crear nexos que les sirvan para engañar.

- ¡Cuánta candidez! -
¿Ignora el padre Amorth, que los demonios siempre procuran engañar?
Después les entrega a los poseídos una colección de DIEZ oraciones hechas por humanos, y que no tienen ningún poder, ya que 10 × 0 es 0.

También afirma que "Todo humano es vulnerable ante Satanás, y que hasta la Madre Teresa tuvo que ser exorcizada durante sus últimos años".
Esto es completamente absurdo porque si fuera cierto, ya todos en el mundo estaríamos poseídos por Satán y sus demonios.
* * * * * * *

En resumen, UN GRAN DAÑO PROVOCAN LOS SACERDOTES EXORCISTAS pues rechazan el Padre Nuestro, que TIENE EL PODER DIVINO QUE CRISTO LE CONFIERE.
* * * * * * *

Hace 7 décadas la maestra de Doctrina (que nos preparaba para la Primera Comunión) nos enseñaba:

-- Que el Poder Divino de la oración Padre Nuestro aleja a los demonios.

-- Que su interpretación y beneficios son apropiados tanto para un niño, como para un anciano. Para un hombre común, como para un sabio. Para un gran pecador, como para un gran santo. Y...

-- Que nuestra capacidad para recibir sus beneficios, aumenta con la repetición devota.

Contraseña Sumamente Poderosa

  "Padre Nuestro que estás en el Cielo", es la contraseña que Cristo nos da, para que podamos llegar a orar ante el Trono de la Gracia, también conocido como el Lugar Santísimo, que es donde se producen los milagros que recibimos en la Tierra.

Y quienes la adulteran, aunque sea con la idea de "mejorarla", la INVALIDAN.

Después, en la oración Padre Nuestro, Cristo nos da 7 fórmulas para obtener creciente beneficio espiritual, emocional, mental, y corporal.


Y quienes adulteran estas fórmulas, también las INVALIDAN.


  * * * * * * *
Padre Nuestro que estás en el Cielo.
Santificado sea Tu Nombre.
Venga a nosotros Tu Reino.
Hágase Tu Voluntad en la Tierra
como en el Cielo.

El pan nuestro de cada día
dánoslo hoy.
Perdónanos nuestras deudas, así como
nosotros perdonamos a nuestras deudores.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.
 * * * * * * *

"Ciencia no contradice la existencia de Dios"

La ciencia no contradice la existencia de Dios,  sostiene el Dr. Amir Aczel  y explica que los argumentos en contra de Dios por parte de los ateos, tienen “fallas en su razonamiento básico”.
En su reciente libro: ¿Por qué la ciencia no refuta a Dios?  [Why Science Does Not Disprove God], afirma que “científicos y pensadores de renombre, entre ellos Richard Dawkins, Christopher Hitchens, y Lawrence Krauss, con vehemencia argumentan que los avances en la ciencia moderna refutan la existencia de Dios, y debe aceptarse que la creación del Universo surgió de la nada; que la religión es la encarnación del mal, también que la evolución explica por completo la impresionante complejidad de la vida, y mucho más”.
Para Aczel, también autor de libros sobre filosofía, todo científico honesto “deja abierta la fuerte probabilidad de que hay un Creador. “El autor afirma que el ateísmo a menudo utiliza la ciencia como “arma para debates culturales”.
Pero él usa sus conocimientos de la filosofía y las matemáticas para refutar los números utilizados para defender tales teorías; y presenta argumentos que evitan los modernos pensadores ateos.
Su libro incluye entrevistas con once personas galardonadas con el Premio Nobel, con muchos biólogos, psicólogos, físicos y antropólogos; también con teólogos y líderes religiosos.
 Acze, no solo defiende el cristianismo, sino que aborda varias referencias a Dios hechas por los científicos famosos, como Einstein, que era judío.
(Dijo Einstein: "La ciencia sin religión está coja, y la religión sin ciencia está ciega").

Si bien, el matemático afirma que su interés es ayudar a armonizar la ciencia y la religión, su libro es recomendado por varios expertos en el campo científico, y recibió elogios por parte del Washington Post, por contribuir al diálogo sobre la ciencia y la religión.
 Aun así, Aczel, ha sido duramente atacado por las asociaciones ateas. Sus críticos afirman que Aczel “tergiversa el funcionamiento básico del método científico” y trata de utilizar su influencia para confundir a quienes buscan el conocimiento, la comprensión, la educación, la tolerancia y el amor” en un mundo sin Dios.
 * * *
El Dr. Amir Aczel, es un matemático de renombre y doctor en estadística de la Universidad de Oregon.  También es profesor visitante en la Universidad de Harvard y en la Universidad de Boston. Además escribe artículos para la revista Discover, y los periódicos The New York Times y The Wall Street Journal.

Hallazgo sobre el Big Bang ¿prueba que Dios existe?


(CNN) - El sorprendente descubrimiento, anunciado esta semana, de ondas en el tejido del espacio-tiempo sacude al mundo de la ciencia, y al mundo de la religión.
Es presentado como evidencia de la inflación (una expansión del universo más rápida que la velocidad de la luz); el nuevo descubrimiento de rastros de ondas gravitacionales afirma los conceptos cientificos en el campo de la cosmología, la relatividad general y la física de partículas.
El nuevo descubrimiento también tiene implicaciones significativas para la cosmovisión de los judeo-cristianos, y ofrece un fuerte respaldo para las creencias bíblicas.
Ésta es la razón:
La teoría prevalente de los orígenes cósmicos antes de la teoría del Big Bang era la del "Estado sostenido", la cual afirmaba que el universo siempre había existido, sin un comienzo que necesitara una causa.
Sin embargo, esta nueva evidencia fuertemente sugiere que hubo un comienzo para nuestro universo.
Si el universo de hecho tuvo un comienzo, por la simple lógica de causa y efecto, tuvo que haber un agente -separado e independiente del efecto- que lo causara.
Esto me recuerda mucho a Génesis 1:1: “En el principio Dios creó los cielos y la Tierra".
Entonces, este último descubrimiento es una buena noticia para nosotros los creyentes, ya que agrega un apoyo científico a la idea de que el universo fue causado -o creado- por algo o alguien fuera de él y que no dependía del mismo.
El astrónomo ateo que se convirtió en agnóstico, Fred Hoyle, quien acuñó el famoso término "Big Bang", hizo esta famosa declaración: "Una interpretación con sentido común de los hechos sugiere que un superintelecto jugueteó con la física".
Como Hoyle lo vio, el Big Bang no fue una explosión caótica, sino más bien un evento altamente ordenado, uno que no pudo haber ocurrido por casualidad.
También debemos recordar que Dios se revela a sí mismo tanto a través de la escritura, como de la creación. El reto está en ver cómo se acoplan estos dos aspectos. Una mejor comprensión de cada uno puede informar nuestra comprensión del otro.
No solo se trata de abrir la Biblia y leer cualquier cosa que encontremos allí desde la perspectiva estadounidense del siglo XXI. Tenemos que estudiar el contexto, la cultura, el género, al autor y a la audiencia original para entender la intención.
El mensaje de la creación en Génesis nos dice que Dios creó un lugar especial para que los humanos vivieran, prosperaran y estuvieran en comunión con Él, que Dios quiere tener una relación con nosotros, y prepara todo para que estemos en comunión con Él, incluso después de que nos alejamos.
Entonces, sabemos que Génesis nunca tuvo la intención de ser un manual científico detallado, en el que se describe cómo Dios creó el universo. El mensaje que imparte es teológico, no científico.
(Imagina qué tan confusos serían los mensajes acerca de las ondas gravitacionales y la materia oscura para los antiguos lectores hebreos).
Como científica y creyente moderna, cuando veo el cielo estrellado en una noche despejada, recuerdo que “los cielos cuentan la gloria de Dios" (Salmo 19:1). Me siento maravillada ante la complejidad del mundo físico, y cómo todas las piezas encajan a la perfección y se encuentran en armonía.
En el libro de Jeremías, en el Antiguo Testamento, el escritor nos cuenta que Dios "estableció su pacto con el día y la noche y con las leyes del cielo y de la tierra".
Estas leyes físicas establecidas por Dios para gobernar las interacciones entre la materia y la energía resultan en un universo afinado con precisión que proporciona las condiciones ideales para que se desarrolle la vida en nuestro planeta.
Cuando observamos la complejidad del cosmos, desde las partículas subatómicas hasta la materia y la energía oscura, rápidamente concluimos que debe haber una explicación más satisfactoria que una simple casualidad. Si se practica adecuadamente, la ciencia puede ser un acto de adoración al ver a Dios revelarse a sí mismo en la naturaleza.
Si Dios verdaderamente es el creador, entonces Él se revelará a través de lo que ha creado, y la ciencia es una herramienta que podemos usar para descubrir esas maravillas.
 - - -
Por Leslie A. Wickman, para CNN. Es directora del Centro para la Investigación de la Ciencia en Azusa Pacific University. También se desempeñó como ingeniera en Lockheed Martin Missile & Space, donde trabajó en el telescopio espacial Hubble de la NASA, y en los programas de la Estación Espacial Internacional.

Más leídas

Buscar en este blog

Cargando...